Menu

     

El delegado del Gobierno ha insistido en que el tren híbrido tendrá una parada en Hellín

El delegado del Gobierno de España en Castilla-La Mancha, Manuel González Ramos, y el subdirector de operaciones RC Este de Adif, Fernando Ugena, han visitado las obras del tren híbrido en Hellín, en la que también han estado presentes el subdelegado del Gobierno en Albacete, Francisco Tierraseca, y responsables de Adif. En esta visita el Delegado del Gobierno ha insistido en la parada que este tren híbrido tendrá en Hellín, un compromiso adquirido que redundará en el beneficio de los vecinos y vecinas de Hellín y su comarca

Durante la visita, el subdirector de operaciones de Adif ha explicado las diferentes actuaciones que se han llevado a cabo y ha asegurado que las obras del tren híbrido se están desarrollando con normalidad comenzará a funcionar próximamente. En este sentido, Manuel González ha recordado “la importancia de esta infraestructura para Hellín y su comarca y para la vertebración de Castilla-La Mancha en su unión con el levante español”. “El Gobierno de España –ha continuado González Ramos- marcó el año 2019 para la puesta en funcionamiento del tren híbrido y en breve estará operativo”.

La fase final de las obras consiste fundamentalmente en la conexión de la variante a la línea ferroviaria general, la realización de pruebas de fiabilidad, simulacro en el túnel y verificación de instalaciones de seguridad. También se llevará cabo la entrega de toda la documentación necesaria para obtener la resolución de autorización de puesta en servicio por parte de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria, así como la formación del personal de las operadoras ferroviarias.

La variante de Camarillas, que tiene una longitud de 26,3 km, incluye un túnel de 2,5 km, dos falsos túneles de 250 m cada uno, tres viaductos (total 329 m), ocho pasos superiores y tres inferiores.

Montaje de vía sobre balasto en toda la variante, a excepción de un túnel de 2,5 km de longitud, en el que se ha montado vía en placa. El montaje de la vía requiere la utilización de carriles en barras de más de 270 m de longitud que posteriormente se sueldan. Se han utilizado traviesas polivalentes (aptas para montar la vía en ancho convencional o ancho estándar) y balasto silíceo.

Dotación de instalaciones de seguridad y protección civil del túnel anteriormente mencionado; limpieza y adecuación del drenaje transversal y longitudinal, ejecución de los pasillos, galería de evacuación e instalaciones de protección civil.

Supresión de 8 pasos a nivel, entre los que destaca el situado en el punto kilométrico 366/051, en las inmediaciones de la estación de Agramón.

Ampliación de las estaciones de Cieza y Agramón con objeto de que puedan resultar operativas para trenes de 750 m de longitud. Renovación de carril y traviesas entre Cieza y la variante y en el tramo comprendido entre la variante y Agramón.

Deja un comentario

volver arriba